facebook

Blog

10 errores a la hora de cocinar

Se trata de costumbres que tenemos y que, sin darnos cuenta, hacen que nuestra comida pierda nutrientes o se contamine. La cocina, por ser el lugar donde cocinamos, es el lugar de entrada de los microorganismos patógenos. De su aparición dependen factores como la higiene, la manipulación de los alimentos, la limpieza de los utensilios de cocina o los tiempos de cocción.

Muchas de las intoxicaciones alimentarias tienen su origen en la cocina. Pero, afortunadamente podemos prevenirlas si conocemos los errores que cometemos al manipular los alimentos.

1- No lavarse las manos
Aunque parezca obvio, es fundamental lavarse las manos antes de empezar a cocinar. Por higiene y salud, toda persona que vaya a manipular un alimento debe lavarse previamente las manos. Todos sabemos que las manos albergan gérmenes de todo tipo ya que con ella hacemos contacto con la mayoría de cosas.

Es importante lavar bien con agua y jabón antes de iniciar cualquier preparación. Así evitaremos que los gérmenes afecten los alimentos y la salud.

2- Utilizar productos de baja calidad
Los productos que utilizamos para cocinar juegan un papel muy importante a la hora de obtener resultados con la preparación de la comida.

En el mercado se pueden encontrar productos en muchas ofertas, pero no siempre lo más económico es lo más conveniente. Se debe procurar usar productos de buena calidad para que los resultados sean agradables y de mejor sabor.

3- No lavar los alimentos antes de utilizarlos
Este error suele ser más frecuente con unos productos que con otros. Se debe tener en cuenta que en el mercado los productos están expuestos a una serie de gérmenes y agentes que pueden causar descomposición y otros daños.

Lavar los alimentos, sobre todo en el caso de frutas y verduras, ayudará a limpiarlos para liberarlos de agentes dañinos antes de llevarlos a la mesa.

Sin embargo, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, no se recomienda lavar las aves, la carne de res, el cerdo, el cordero o la ternera crudos antes de cocinarlos.

Las bacterias en la carne cruda y los jugos de aves de corral se pueden diseminar a otros alimentos, utensilios y superficies. A esto lo llamamos contaminación cruzada. Tampoco se deben lavar los huevos.

4- No leer antes la receta entera
No siempre toda la información está al comienzo de la receta, ¡y no quieres saltarte algunos pasos por no leer previamente!

Lo mejor es leer la receta primero e ir seleccionando las ollas y sartenes que vamos a utilizar para luego enfocarnos en los ingredientes. Además, a veces puedes variar la receta si no te gusta algún sabor o tienes otras cosas en la heladera, pero para poder hacer ello debes saber bien por qué lo sustituyes y qué precisa la comida para poder hacerla con éxito.

5- No medir la cantidad de ingredientes
Estas medidas pueden variar de acuerdo a la cantidad de comida que se desea realizar, o dependiendo de la cantidad recomendada para la dieta de una persona.

Las personas no acostumbran tener un medidor de ingredientes en casa y casi siempre se van al cálculo con cada uno de ellos. Cometer este error es muy común y casi siempre tiene consecuencias.

Se debe evitar alterar las cantidades de cada uno de los ingredientes, y optar por seguir las recomendaciones de la receta o plan alimenticio.

6- Calentar mucho el aceite
No es sano dejar que el aceite humee. Las altas temperaturas, hacen que el aceite forme sustancias relacionadas con algunas enfermedades como el alzhéimer y el párkinson.

Utiliza siempre aceites aptos para temperaturas altas y trata de no superar los 170ºC a la hora de freír.

7- Reutilizar el aceite
Según estudios publicados por especialistas de la salud, afirman que reutilizar el aceite hace que se eleve el riesgo de sufrir hipertensión. El aceite no se debe reutilizar más de 2 o 3 veces.

8- Freír varios alimentos a la vez
Es muy común aprovechar cada espacio que el sartén da para freír los alimentos. Pero debes saber que de esta manera sólo conseguirás que los alimentos se tarden más en cocinar.

Se recomienda ir echando los alimentos en pequeñas cantidades para que cada uno tenga la cocción adecuada.

9. Dejar poco hecho el pollo o el pescado
A diferencia de la carne, que admite diferentes puntos de cocción según los gustos, el pollo y el pescado no se debería comer poco hecho, no es nada recomendable.

Se debe poner atención durante su preparación, sobre todo en el color y la textura, que darán una idea de si ya están preparados para ser consumidos.

10- Mezclar alimentos cocinados y crudos
Los alimentos cocinados pueden contaminarse en contacto con los crudos. Es lo que se denomina contaminación cruzada. Guarda los alimentos cocinados en la parte más alta de la nevera y solos.

La contaminación cruzada también puede suceder si cortamos con un cuchillo una carne cruda y luego cortamos una fruta con ese mismo cuchillo, al igual que las tablas para picar.

2020-03-20T14:57:10-06:00


Ahora tenemos nueva imagen descubre nuestra campaña 2019 ver más